Inicio > NOTICIAS > Amy Winehouse, una carrera entre la genialidad y los excesos

Amy Winehouse, una carrera entre la genialidad y los excesos

“Quisieron hacerme ir a rehabilitación, pero no, no, no…”, cantaba Amy Jade Winehouse en su tema “Rehab”, el primero que la catapultó a la fama mundial en 2006. La inglesa de 27 años se convirtió en una de las voces más populares del pop con su alto peinado, su exceso de maquillaje y el coqueteo que su gangosa voz hacía con el jazz y el soul.

Pero para ese entonces, las adicciones y una accidentada vida sentimental ya le traían problemas a Winehouse, que fue encontrada muerta este sábado, en su departamento de Londres. La cantante había irrumpido en la escena británica en 2003 con su disco “Frank” pero fue tres años más tarde que empezó a girar por todo el mundo para presentar “Back to black”.

Winehouse prestó batalla contra la Justicia (fuera británica o de cualquier otro país donde la hubieran capturado consumiendo drogas) y pasó años en una relación tumultuosa con quien fuera su marido, Blake Fielder – Civil. De hecho, pasó un año entero en la isla de Santa Lucía, en el Caribe, con la intención de alejarse del mundo del espectáculo por un tiempo.

La cantante se hizo conocida por su tono contralto pero pronto sus salidas por Londres tomaron más importancia que los cinco premios Grammy que ganó en 2008, como “Mejor Grabación”, “Mejor Canción del Año” (ambos por “Rehab”), “Artista Revelación”, “Álbum de Pop Vocal” y “Mejor Artista de Pop Vocal”. Y por su Brit Award como “Mejor Artista Británica” o el “Artist’s Choice” que le concedieron sus colegas en los MTV Europe Music Awards celebrados en Munich.

El estilo de la morocha llamó la atención de modistos de renombre, como Karl Lagerfeld, quien se inspiró en ella para una colección. Y su particular timbre de voz le permitió hacer versiones impecables de clásicos como “Cupid”, de Sam Cooke en ska, o “To know him is to love him” en acústico de Phil Spector. Hasta grabó un tema de Lesley Gore, “It’s my party”, con la producción de Quincy Jones.

Pero todo lo que Winehouse ganaba por un lado lo perdía por otro: en 2008 se difundió un video donde ella estaría fumando crack durante un show, y el año anterior fue arrestada junto a Fielder – Civil por fumar marihuana en un hotel de Noruega. Además, en 2007 fue hospitalizada por consumir heroína, éxtasis, cocaína, ketamina y alcohol. La cantante sufría problemas de alimentación y piel, además de un efisema pulmonar.

Winehouse estaba trabajando en su nuevo disco a la vez que tenía pautados una serie de shows por toda Europa, un viaje que suspendió después de que la audiencia la abucheara en un recital en Belgrado, Serbia, porque estaba demasiado borracha para actuar.Su última aprición pública fue en el Festival iTunes, donde acompañó a su ahijada musical, Dionne Bromfield.

Anuncios
Categorías:NOTICIAS Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s